Así funcionan los coches eléctricos compartidos y será muy difícil que te resistas a ellos

Hace cincuenta años nuestros padres viajaban en las vacaciones a Torrevieja, Torremolinos y Benidorm en coches sin aire acondicionado, sin dirección asistida y peleándose durante 700 kilómetros con sus hermanos por veinte centímetros de asiento. Era la tortura en vida, por mucho que al final del trayecto esperaran los conos de helado, los castillos de arena a pie de la playa y las paellas en chiringuitos con canciones de Peret de fondo.

Unos cuantos años atrás mandábamos faxes. era lo máximo. Y se llevaban las hombreras, las faldas de tubo y los peinados a lo Tina Turner. Y cada familia tenía su coche: unos más grandes, otros más pequeños, pero todos uno y en propiedad. Y le poníamos nuestras pegatinas de Bebé a bordo, I Love NYC o Papá conduce con cuidado.

Afortunadamente los tiempos cambian, y con ello, los medios de transporte y el concepto de movilidad. Donde antes era inimaginable compartir vehículo con terceros, incluso alquilar en una ciudad distinta a la nuestra, ahora aparecen un abanico de posibilidades que llegan para hacernos la vida mucho más fácil.

Nuevas alternativas de movilidad que cambian las ciudades

Lo más in del momento son los coches eléctricos compartidos. La comodidad al servicio del ciudadano:

  • Te descargas una app que reconoce en qué punto de la ciudad estás
  • Te indica dónde está el vehículo más cercano
  • Reservas
  • Y a buscarlo.

Al acercarnos al vehículo, se abre directamente desde el móvil. ¡grandioso!

Una vez dentro, con la llave –que estaba en la guantera- arrancamos, y a conducir hasta nuestro punto de destino.

¡Aparcamos –y siendo del tamaño que son estos vehículos encontrar plaza es un auténtico juego de niños-, salimos, cerramos directamente desde el móvil y eso es todo!

¿Puede haber algo más cómodo? la simplicidad y la rapidez son premisas principales en cualquier tipo de negocio.

Si además añadimos que no hay que repostar gasolina ni pagar zona azul, al estar los vehículos eléctricos exentos, todo cuadra para que sea un modelo maravilloso. Así se explica que, en España, en los últimos dos años, se hayan dado de alta hasta 200.000 usuarios en las distintas plataformas, y que la flota de vehículos no pare de crecer.

En Barcelona y Madrid, donde abundan el tráfico denso, los atascos, y donde encontrar aparcamiento es un auténtico desastre, se estima que en estos momentos hay más de 1.800 coches disponibles. Así que, si lo necesitas, lo vas a tener.

Asumámoslo: El coche eléctrico ha venido para quedarse, y aún no conoce techo en su crecimiento. Es cómodo, es económico, es resolutivo, es apetecible. Y simple, como Justmoove.

¿Te gustaría poder moverte con tu coche de una manera más cómoda y fácil? Descárgate nuestra app y conoce las opciones de movilidad de Justmoove.

App disponible en Google Play y Apple Store.

También podría interesarte

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *